Líneas navieras enfrentan una gran tormenta y no todos podrían sobrevivirla

Formula en los negocios > Blog > Sin categoría > Líneas navieras enfrentan una gran tormenta y no todos podrían sobrevivirla

El riesgo en el transporte marítimo de línea de contenedores
sigue creciendo y las probabilidades de niveles de insolvencia
son cada vez más altas según el índice Z de Altman para predecir
bancarrotas y la encuesta de Alphaliner.

La fórmula del puntaje Z de Altman para predecir la bancarrota
fue publicada por primera vez en 1968 por Edward Altman,
profesor asistente de finanzas en la Universidad de Nueva
York. La fórmula se puede usar para predecir la probabilidad de
que una empresa vaya a la bancarrota dentro de dos años.

Según los puntajes Z de Altman que son una medida de la
probabilidad de insolvencia para una línea de contenedores, y van
desde 1.8 o menos como «muy alto», hasta 3.0 o más como «poco
probable».

A fines de febrero, el puntaje Z de Altman de las 14 compañías de
envío de contenedores que publican sus finanzas se deterioró
notablemente en los 12 meses que terminaron el 30 de
septiembre de 2019, cayendo a 1.16 desde 1.35 en todo 2018, es
decir, una probabilidad creciente de quiebra.

«El deterioro de las perspectivas económicas mundiales, que
obligó a las líneas de transporte de contenedores a retirar una
cantidad de capacidad sin precedentes en abril y mayo, afectará
los flujos de caja operativos de las navieras y debilitará aún más
sus frágiles balances», dijeron los analistas de Alphaliner.

Al retomar el puntaje Z de Altman, a fines de diciembre del año
pasado, para las 11 líneas más grandes que publican resultados,
excluyendo a la naviera japonesa ONE, el consultor pintó una
imagen sombría de la salud financiera de la industria de los
transatlánticos.

Según la encuesta Alphaliner sobre los puntajes Z de Altman de
los principales operadores a fines de 2019, siete de los once
tienen puntajes Z de menos de 1.3, lo que indica una probabilidad
«muy alta» de insolvencia potencial.

Los analistas agregaron que los operadores con registros de
ganancias negativas también están particularmente en riesgo,
con los puntajes Z de HMM, Yang Ming y Zim disminuidos debido a
sus ganancias retenidas negativas.

Arriba de las anteriores, está Pacific International Lines (PIL), que
acaba de publicar sus resultados financieros para 2018 y primer
semestre de 2019, registrando una pérdida neta de US$254
millones para 2018 y una pérdida de US$35 millones en los
primeros seis meses del 2019.

PIL también publicó una declaración que refutaba enérgicamente
los «reclamos falsos sobre una posible quiebra», y dijo que se
reservaba el derecho de «emprender acciones legales contra
aquellos que generan estos rumores difamatorios».

Más y más Blank Sailings

En las últimas semanas se han anunciado una cantidad abismante
de blank sailings (viajes en blanco) y la cantidad de buques
portacontenedores inactivos se estima en una pérdida de
capacidad sobre los 3 millones de TEU por primera vez en su
historia dijo Alphaliner, un 13% de la flota global.

A principios de Abril, los analistas de Sea-Intelligence, dijeron que
la pérdida de volumen solo por el número récord de blank sailings
vinculados a la pandemia costará a las 15 principales navieras
más de US$6 mil millones en 2020 y advirtieron que si no se evita un colapso simultáneo de las tarifas, la industria de líneas podría
perder más de US$23 mil millones en 2020′′

Desde finales de marzo, la agencia de calificación crediticia
Moody’s cambió la perspectiva crediticia de Hapag-Lloyd,
Maersk, MOL y NYK de «estable» a «negativa» y colocó las
calificaciones crediticias de CMA CGM en revisión para posibles
rebajas.

Moody’s había resaltado la alta dependencia de los operadores
en el comercio mundial y la demanda industrial y de consumo,
que se vería afectada negativamente por las restricciones del
coronavirus COVID-19.

Archivos

Categorías

Meta

Get In Touch

Ultimas publicaciones