M.I.E.D.O.

Mi relación con el miedo ha cambiado significativamente en los últimos años. La opinión que yo tenía de mí mismo era la de ser una persona cautelosa, aunque en realidad yo vivía con miedo al miedo porque desconocía su más puro significado. La verdad del asunto es que la línea que separa a la cautela del miedo es muy delgada y sin embargo son muy diferentes uno del otro. 

La cautela está relacionada con ser precavidos y reservados en nuestro actuar y no altera nuestras emociones o estados de ánimo. En contraste, el miedo causa angustia y anuncia que aquella acción que hemos pensado realizar representa un riesgo, alterando nuestro estado de ánimo promedio y trayendo consigo una nueva emoción o varias. 

El miedo anuncia riesgo. He aquí el tema central de este artículo. Nadie nos enseña que el miedo es una emoción que trabaja a nuestro favor y no en nuestra contra. Desde pequeños aprendemos muy bien que el miedo causa malestar, incomodidad, angustia, y que es mejor evitarlo. No es de extrañar que en nuestra vida no conectemos frecuentemente con esta emoción de una manera voluntaria. 

Si viésemos al miedo como una energía amistosa, diríamos que es un impulso maravilloso, y al ser un impulso, es mucho más probable que nos anime a realizar algo que de otra forma no haríamos. En lugar de paralizarnos, nos movería a la acción. Sería como la chispa que enciende la luz de aquella vela que alumbrará nuestro camino para llegar a ese lugar que tanto deseamos. 

El miedo llega anunciándose sin mucha discreción. Es como si nos gritara en la cara: “has postergado por muchos días esa llamada solicitando un nuevo trabajo, te enviaré mi energía para que te decidas de una buena vez a llamar o a olvidar por completo este proyecto”, y automáticamente nuestra mano se dirige al teléfono y nos damos cuenta de que hemos realizado una acción a consecuencia de un impulso. Podemos decir que de alguna forma el miedo nos lleva a aterrizar nuestros deseos, nuestros sueños, nuestros pensamientos. 

Ahora que aprendimos que el miedo es en realidad un impulso anunciando riesgo y no una emoción que debemos evitar, analicemos al miedo desde un nuevo punto de vista: 

M = Maravilloso I = Impulso E = Energético D = Denotando O = Oportunidad 

MARAVILLOSO Es maravilloso puesto que no nos esperamos su llegada y sin embargo cuando lo experimentamos nos alienta a tomar un nuevo paso. Su poder es asombroso. 

IMPULSO Por supuesto que es un impulso que está más relacionado con la valentía y el coraje que con lo opuesto. Hay muchos ejemplos del gran valor con el que actuamos cuando el miedo nos invade, literalmente nos implulsa desde lo más profundo de nuestro corazón al hacer. 

ENERGÉTICO El hacer únicamente puede suceder a partir de la energía que este maravilloso impulso nos da. ¿De dónde nos llega esta energía? Del corazón, de ese íntimo lugar que nos dice que eso nos importa, que nos gustaría experimentar esa nueva posibilidad o que vemos oportunidades en esa idea. 

DENOTANDO Este maravilloso impulso energético trae consigo un mensaje muy claro y este es un mensaje completamente presonal que tu interpretas de acuerdo a tu propio ser, este mensaje es, la mayoría de las veces: oportunidad. 

OPORTUNIDAD ¿Oportunidad? ¡Por supuesto! El miedo es un maravilloso impulso energético denotando una nueva oportunidad para tomar esa decisión que no te atreves a tomar, o para emprender ese negocio que siempre has deseado, o para iniciar ese proyecto que has postergado. Es una gran oportunidad porque sea cual sea el resultado de esta posibilidad, estarás iniciando un nuevo camino y eso merece una medalla al valor, al coraje y la discilpina. 

Si comenzamos a darle al miedo este nuevo significado, nuestra forma de ver los sucesos de la vida y la vida misma cambian significativamente. El miedo se convierte en una señal que nos avisa lo que más me importa, lo que más me molesta y cómo puedo sacar mayor provecho de esta situación. 

¿Se fijan como el miedo es altamente valioso? Con este nuevo significado, el miedo es indispensable para llegar al otro lado del Puente Colgante1 pues sin éste nos paralizaríamos antes de comenzar la jornada, Text 

es por eso que para cruzar, será necesario utilizar la energía que el miedo trae consigo y después, entender el gran mensaje que el miedo comunica: valor y oportunidad. 

Gonzalo Córdova gonzalo@cordovacoaching.com www.cordovacoaching.co 1 Puente colgante es un término acuñado por Gonzalo Córdova y está relacionado con los procesos de experimentar miedo y la heroicidad que llevamos dentro. Este término se refiere al viaje que hemos de emprender para llegar de un punto a otro en extremas circunstancias en nuestra vida. Puente colgante es un ejercicio que Gonzalo ofrece en sus cursos, pláticas, talleres y conferencias.

Archivos

Categorías

Meta

Get In Touch

Ultimas publicaciones